SERVICIO DE GRÚAS EN MADRID: RECOMENDACIONES PARA PREVENIR ACCIDENTES


El Servicio de Grúas en Madrid consiste en el alquiler de una grúa a una empresa de gestión de residuos preferentemente, que asista y controle el uso adecuado de la misma. Este tipo de máquina se utiliza normalmente en trabajos en altura tales como trabajos de mantenimiento, montaje, reparación, inspección u otras actividades similares.

Este servicio de grúas en Madrid se da de modo habitual en obras, y es fundamental tener en cuenta una serie de recomendaciones acerca de normas de utilización, medidas de prevención y protección tanto de la máquina, como del usuario.

El usuario de esta máquina debe ser trabajador autorizado y formado en el manejo de la misma.


RIESGOS


– Caídas al mismo nivel. – Caídas a distinto nivel. – Vuelco del equipo. – Caída de materiales sobre personas o bienes. – Golpes, choques o atrapamientos del operario o de la propia plataforma contra objetos fijos o móviles. – Contactos eléctricos directos o indirectos. – Atrapamiento entre alguna de las partes móviles de la estructura y entre ésta y el chasis. – Incendio o explosión.


MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES PARA EL SERVICIO DE GRÚAS EN MADRID


– Tiene que ser utilizada por personas formadas y autorizadas. – Revisar el estado de la cesta de la plataforma. – Utilización de arnés anticaídas anclado en todo momento a la estructura de la plataforma. – Señalizar y acotar las zonas de trabajo. – Antes de arrancar una plataforma diesel en lugares cerrados, comprobar que haya suficiente ventilación.


NORMAS DE UTILIZACIÓN DE LA PEMP


  • Previo a poner marcha la grúa.

–Comprobar que la plataforma elevadora y los mandos de esta se encuentren en buen estado. – Realizar inspección visual de soldaduras deterioradas, estado de conexiones eléctricas, estado de neumáticos, frenos y baterías, circuitos hidráulicos, daños en cables. – El funcionamiento de los controles de operación. – No se debe alterar, modificar o desconectar los sistemas de seguridad del equipo. – Cualquier defecto debe ser evaluado por personal cualificado y determinar si constituye un riesgo para la seguridad del equipo. – Comunicar cualquier defecto para ser corregido antes de su utilización.

  • Antes de elevar la grúa se debe comprobar:

– Comprobar la posible existencia de conducciones eléctricas de A.T. en la vertical del equipo. Mantener una distancia mínima de seguridad, o proceder al corte de tensión mientras duren los trabajos en sus proximidades. – Comprobar el estado y nivelación de la superficie de apoyo del equipo (estabilizadores) para evitar riesgo de vuelco. – Si se utilizan estabilizadores, se debe comprobar que se han desplegado de acuerdo con las normas dictadas por el fabricante. – Comprobar que el peso total situado sobre la plataforma no supera la carga máxima permitida. – Comprobar estado de las protecciones de la plataforma y de la puerta de acceso. – Comprobar que los cinturones de seguridad de los ocupantes de la plataforma están anclados adecuadamente. – Delimitar la zona de trabajo en todo el perímetro de acción de la máquina para evitar que personas ajenas a los trabajos circulen por debajo de la máquina.

  • Normas después de utilizar la plataforma:

– Realizar las operaciones de mantenimiento de la plataforma, según las instrucciones del fabricante.

– Al finalizar el trabajo, aparcar la máquina, cerrar todos los contactos e inmovilizarla, calzando las ruedas si es necesario.

– Las baterías deben cargarse en zonas abiertas, bien ventiladas y lejos de fuentes de calor.