GESTIÓN DE RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN: TIPOS DE SACOS DE ESCOMBROS

Cuando se comienza a planificar y realizar una reforma de vivienda o algún tipo de obra en la que se lleven a cabo distintos procesos constructivos, lo primero que se debería pensar es ¿Qué hacer con los residuos? ¿Dónde se acopian habitualmente? ¿Qué tipo de recipientes son aptos?

Como sabemos que en muchas oportunidades, la cabeza de quien decide la reforma o renovación se encuentra con muchas obligaciones y presiones, es que aquí responderemos cada una de estas preguntas.


¿QUÉ SE HACE CON LOS RESIDUOS EN UNA CONSTRUCCIÓN?


Es importante, antes de comenzar a desarrollar el tema, contar que en Madrid existe un plan de gestión de residuos, en donde se detalla toda la información pertinente y necesaria. Incluye restos urbanos, orgánicos, de poda, de construcción, residuos peligrosos, inertes, entre otros, que tiene como finalidad principal minimizar el impacto de los mismos en el medioambiente, promoviendo la reducción de restos, el reciclaje, reutilización y revalorización.

Ahora bien, referido a los residuos que se generan en una construcción, es fundamental destacar la importancia de cada proceso relacionado. Cuando se plantea la ejecución de algún proceso constructivo, se debe actuar en base a lo que el plan de gestión de residuos prevalece. Por esto, la separación in situ de los restos, el acopio adecuado en diversos recipientes adaptados para tal fin, responsabilizarse de una recogida y retirada efectiva y corroborar su disposición final es parte de lo que se debe hacer.

sacos para escombros
sacos para escombros

¿DÓNDE SE ACOPIAN LOS RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN?


Los recipientes son varios y de distintos tamaños y portabilidad. Los más reconocidos y funcionales son los contenedores de obra y los sacos de escombros.

Los sacos de escombros son mucho más económicos que contratar un contenedor. Aunado al hecho de que los sacos son excelentes para almacenar desechos de paredes, piedras o cualquier otro material que se necesite botar.

Es importante mencionar que por el hecho de ser más prácticos y más pequeños que un contenedor, es necesario saber la cantidad de escombros que se va a retirar; lo que facilitará calcular la cantidad de bolsas de escombros que se deben tener a disposición y escoger el tipo de material del que están hechos los sacos.

TIPOS DE SACOS DE ESCOMBROS, SEGÚN EL MATERIAL CON EL QUE HA SIDO FABRICADO

En el mercado español existen distintos tipos de sacos de escombros; los más utilizados son:

  • Saco de plástico

Se puede decir que este tipo de saco de escombros es muy común en la mayoría de los almacenes donde se venden materiales de construcción. Muy utilizados para recoger arena o grava fina; ya que está elaborado con materiales fuertes y sólidos.

  • Saco de polipropileno

Este tipo de saco está elaborado con un tipo de plástico muy duro y resistente, por lo que se asegura que el saco no se raje; esto permite garantizar que el material de desecho no se derrame.

  • Saco de rafia

Este tipo de saco esta hecho de una fibra que se extrae de un tipo de palmera llamada rafia, gasa, monofilamentos y polipropileno; lo que constituye un saco que garantiza alta resistencia y es reciclable.

  • Saco de arpillera

Este tipo de saco es 100% reciclable y biodegradable, por lo que es el saco de escombros que mejor protege el medio ambiente. Es un tipo de saco que se emplea mucho en la agricultura y la jardinería. Por demás, el saco de escombros recomendado para optimizar la gestión de residuos.