SACOS BIG BAGS, ¿POR QUÉ PREFERIRLOS EN UNA OBRA?

Dentro de los distintos recipientes para la colocación y posterior traslado a la Planta de Transferencia, puedes encontrar el contenedor de obra, contenedor de escombros y los sacos big bags.

Estos últimos son los menos reconocidos fuera del ambiente de la construcción. Sin embargo, puede ser el tipo de contenedor que tú precises.

¿Qué son y para qué sirven? ¿qué tipos de Big Bags existen? ¿Cuáles son las ventajas del uso?


¿QUÉ SON LOS SACOS BIG BAGS?


Los FIBC (Flexible Intermediate Bulk Container) más conocidos como sacos big bags, sacas big bag o simplemente big bags, son uno de los medios más utilizados para el embalaje, almacenaje y transporte de multitud de productos.


Los sacos big bags son utilizados para muy diferentes propósitos. Por ejemplo, por parte del sector de la construcción se utilizan para la recogida de residuos, fácil traslado a la Planta de Transferencia y en el sector agroalimentario se usa para el transporte de todo tipo de cereales y frutos secos.


Se trata de un tipo de embalaje flexible con forma de una bolsa grande (big bag) y que está fabricado con un tejido de diferentes tramas, formado por hilos de polipropileno.


Sacos Big Bags

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DEL USO DE SACOS BIG BAGS EN COMPARACIÓN DE UN CONTENEDOR DE OBRA CONVENCIONAL?


·Al ser un tipo de embalaje apilable, permite ahorrar espacio en el momento de almacenarlos o transportarlos. Cuando están vacíos, se pueden plegar y el volumen que ocupan es mínimo.


·Son reciclables y biodegradables, con lo que no se influye negativamente en el medio ambiente.


·Es un embalaje muy eficiente: La mayoría de la maquinaria industrial actual se ha adaptado a estos embalajes, por ello, suponen un ahorro de tiempo y costes en las operaciones de llenado y vaciado de los sacos big bags.


·Soportan pesos de hasta 2.000 kg


¿QUÉ TIPO DE SACOS BIG BAG EXISTEN?


Existen en el mercado un gran número de tipos de sacos big bags, resultado de combinar diferentes medidas, color, tejidos, peso máximo y, además, elementos añadidos que se pueden incorporar según las demandas del cliente.

Las propiedades del producto o del material que se vaya a tratar es el factor principal a tener en cuenta a la hora de escoger los sacos big bags más adecuado para tu proyecto.


Saco big bag reutilizable, de apertura total y válvula de vaciado:


- Una válvula de vaciado de 35 x 50 cm con dos ataduras de cierre para productos a granel, materiales de reciclaje, abonos y cereales, entre otros.

- 4 asas de elevación para facilitar la manutención mediante carretilla elevadora.

Un bolsillo plastificado formato A4 para identificar el contenido.

Sacos big bag para placas de amianto con faldón y apertura total:


Si precisas de una solución para poder almacenar todo tipo de desechos y con certificado para el amianto, este es tu producto.

- Una apertura total y faldón de cierre. Además, su fondo plano permite un transporte y almacenamiento de placas mucho más fácil.

- 4 puntos de elevación (asas de 30cm.): manutención fácil incluso cuando el saco está lleno.

- Una fabricación con rafia blanca de polipropileno, muy respetuoso con el medio ambiente.

- Una impresión sobre 2 caras con el logotipo amianto y con las consignas de seguridad necesarias.