Gestión de Residuos en Madrid: encuentra una cómoda y efectiva retirada de residuos puerta a puerta

El establecimiento de puntos limpios fijos y móviles colocando contenedores de obra, contenedores de escombro, retirada y recogida de residuos domésticos y poda y ramas son algunos de los items que contempla la normativa vigente de la comunidad de Madrid.

La recogida de residuos es uno de los servicios principales para la limpieza y salud de los habitantes del Municipio, por ende, para el medioambiente; y la gestión de residuos es vital para tal fin.

Es por esto que, para la eficiente gestión de residuos en Madrid, se ha contemplado diferentes tipos de restos para luego, coordinar la recogida de residuos o traslado de los mismos a determinados puntos específicos.

Dentro del marco de la gestión de residuos se ha realizado la disposición de diversos contenedores para la colocación de residuos urbanos, residuos peligrosos, escombros y residuos de obra. Y para esto es que se han establecido puntos limpios fijos y puntos limpios móviles. Los puntos limpios consisten en un conjunto de contenedores especialmente diseñados para hacer las funciones de recogida a particulares de ciertos residuos y con ello facilitar su valoración o eliminación posterior. Los puntos fijos tienen ubicación específica con el montaje pertinente y los móviles permanecen parados en distintos sectores para su utilización.



Algunos de los residuos que pueden colocarse en los puntos limpios son:

Aceite vegetal y mineral

Ropa y calzado usado

Aerosoles

Envases metálicos contaminados

Envases plásticos contaminados

Pilas alcalinas, salinas y de botón, batería teléfono móvil

Tóner y cartuchos de tinta para impresoras

Fluorescentes y bombillas de bajo consumo

Pinturas, disolventes y envases con restos de estos residuos

Pequeños aparatos eléctricos, electrónicos

Cápsulas de máquinas domésticas expendedoras de café

vidrio

papel

escombros procedentes de pequeñas obras domésticas

residuos de poda y ramas


Entendiendo que, los residuos de obra, poda y ramas y escombros, si bien están contemplados, es reducida la cantidad que se permite y resulta poco práctico el traslado de los mismos al punto limpio.

Para facilitar la recogida de estos últimos mencionados es que existe una empresa profesional y apta que se encarga, por pedido y a domicilio, específicamente de la colocación de contenedores de escombros, contenedores de obra, de la recogida de los mismos y posterior disposición en vertederos autorizados que cumplen con la normativa vigente. Este servicio garantiza la sustentabilidad y preservación del medio ambiente; optando en primera instancia por la reducción de residuos de este tipo, la posterior reutilización en caso que sea factible, el reciclaje de la materia prima viable y la disposición final correspondiente si así fuese necesario.

Es fundamental que la compañía cuente con los permisos y acreditaciones necesarias para realizar el montaje de los contenedores de obra y escombros, para una responsable retirada de los mismos.