RESIDUOS DE CONTENEDORES DE OBRA Y ESCOMBROS: CÓMO LOGRAR UNA CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE

La concientización de la población en materia medioambiental y de gestión de residuos, ha llevado a crear e implementar políticas, legislaciones y aportes encaminados a optimizar los recursos naturales y fomentar procesos de economía circular, - los productos posconsumo o residuos, particularmente en este caso de contenedores de obra y escombros, son incorporados nuevamente en las cadenas de producción de las industrias- con el fin de revalorizarlos y disminuir el impacto ambiental por la habitual disposición final de dichos productos.

CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE EN MADRID


Madrid es una de las ciudades pioneras en encarar de modo responsable con un plan de gestión de residuos y tratar la problemática ocasionada por el inadecuado manejo de los desechos de contenedores de obra y escombros, es decir, residuos de construcción y demolición (RCD). Es de conocimiento popular que, anteriormente a estos procesos y planes de gestión de residuos, estos desechos terminaban en las riveras de los ríos, lotes baldíos, parques, esquinas de calles en los barrios, como rellenos en los deterioros de las vías, para nivelación de lotes o en el mejor de los casos en escombreras. Todos estos destinos provocan graves consecuencias en la salud de las personas, al igual que en la contaminación de los recursos naturales.


PLAN DE GESTIÓN DE RESIDUOS Y CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE

A partir de la implementación del Plan de Gestión de Residuos en Madrid, surgió la iniciativa de la producción de nuevos materiales de construcción generados a partir del reciclaje de los RCD acopiados en contenedores de obra y escombros. Actualmente, se han logrado recuperar toneladas de RCD que volvieron a ser utilizados en todo tipo de obras civiles en Madrid y sus alrededores.


Mediante diversas resoluciones y ordenanzas, se ha buscado incluir como premisa fundamental, en el sector de la construcción, la utilización de materiales provenientes de contenedores de obra y escombros, trasladándolos correctamente a plantas de transferencia para su posterior aprovechamiento.


OBJETIVOS

Evitar que los materiales que susceptibles a ser reaprovechados no terminen en escombreras u otro lugar que no cumpla rigurosamente con los requisitos legales para recibir este tipo de residuos.

Establecer las disposiciones en plantas de transferencia, para la gestión integral de residuos RCD y los procesos para su reincorporación al ciclo económico soportando el aprovechamiento de estos residuos.


APROVECHAMIENTO DE RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN


En concordancia con lo anterior mencionado, han surgido diversos destinos y transformaciones para estos materiales obtenidos de construcciones y demoliciones, adecuadamente acopiados en el uso o alquiler de contenedores de obra y escombros.

En la actualidad, la industria de la construcción utiliza estos materiales -residuos de concreto, ladrillos, cerámicas, agregados, asfalto, entre otros- para:

  • bases y sub-bases granulares de vías y urbanismos,

  • atraque para redes de alcantarillado o filtros de drenajes, obteniendo excelentes resultados y garantizando el cumplimiento de las diferentes normas de materiales para cada tipo de aplicación

  • Bloques y ladrillos

  • Adoquines no reforzados y piezas complementarias, para la construcción de pavimentos peatonales, vehiculares y cargas estáticas distribuidas.

  • Prefabricados de urbanismo para bordillos, cunetas prefabricados o construidos en sitio.

  • Losetas.

Este tipo de productos sostenibles, logrados por el adecuado uso o alquiler de contenedores de obra y escombros, contribuye a los objetivos de la industria de la construcción en general y a los requerimientos de certificaciones que buscan edificaciones construidas de manera sostenible.

Entre los desafíos de la industria de la construcción, en materia de gestión de residuos, se encuentra la incorporación de materiales cada vez más sostenibles en sus diferentes proyectos, contribuyendo de esta forma al cuidado del medio ambiente o de cumplir con los objetivos corporativos sobre sostenibilidad así como para garantizar el bienestar de las futuras generaciones.