El plan de Gestión de Residuos de Madrid exige el uso de contenedores de obra o escombros

El uso de contenedores de obra y contenedores de escombros es exigido por la legislación vigente que avala el plan de Gestión de Residuos en Madrid.


Los contenedores de obra han sido uno de los servicios más demandados en los últimos años, gracias a la legislación vigente y exhaustiva sobre la gestión de residuos en Madrid. Esto es debido al auge en el sector de la construcción y la gran labor de concientización social en materia de medioambiente.

Las normativas que rigen en la Gestión de Residuos del Ayuntamiento tienen como finalidad principal colaborar con el cuidado del medio ambiente, concientizando a la población y multando a quien no lo respete


POR QUÉ SE EXIGE EL USO DE CONTENEDORES DE OBRA Y CONTENEDORES DE ESCOMBROS


El uso de contenedores de obra y contenedores de escombros tiene diversas finalidades, entre las que podemos encontrar:

Identificación del productor y poseedor de los residuos.

Cada contenedor de obra o contenedor de escombros debe tener en su exterior, información importante que corresponde a quién genera los residuos específicamente. Esto conlleva directamente a quién se hará cargo de modo responsable de colaborar con la gestión de residuos de obra comprometiéndose a una correcta administración de los mismos hasta su disposición final.

El productor de los residuos está obligado a la inclusión en el Proyecto de Construcción de un Estudio de gestión de los residuos de construcción y demolición que se producirán en la obra que se proyecta. Dicho estudio debe incluir, entre otros aspectos, una estimación de la cantidad de residuos generados, las medidas genéricas de prevención que se adoptarán, la destinación prevista, así como la valoración y el coste previsto para la gestión de dichos residuos. La valoración económica establecida deberá formar parte del propio presupuesto del Proyecto.


escombros-obra

Identificación de los residuos generados en la obra.

Es de público conocimiento que no todos los desechos pueden arrojarse en cualquier tipo de contenedores. Específicamente en los contenedores de obra se puede encontrar tierra, escombros, ladrillos, azulejos, entre otros. Todo esto tiene que estar por escrito y debe ser controlado de modo permanente.

∙ Medidas de prevención y minimización de residuos.

El primer paso para una óptima gestión de residuos de construcción y demolición es la reducción de los mismos. Esto implica la disminución del volumen transportado a vertedero, la contaminación que el transporte genera y el ahorro en la energía generada para dicho transporte. Por otro lado, si los residuos generados se reutilizan, se reducirá la cantidad de materias primas necesarias y con ello, no se malgastan recursos naturales y energía y posibilitará unas mejoras económicas considerables.

Además, el uso de contenedores posibilitará la prevención de accidentes por dispersión de materiales de obra y colaborará con la separación de residuos correspondiente para su posterior reciclaje o reutilización dependiendo las características de los materiales.

Estimación de la generación de residuos.

Dependiendo del tamaño del contenedor de obra que se coloque, es la cantidad de escombros que se estima generar.

Operaciones de reutilización, valorización y eliminación de residuos.

Como se mencionó anteriormente, el uso de contenedores de escombros facilitará su posterior tratamiento para optimizar y revalorizar la materia prima obtenida.