La mala retirada de escombros es uno de los 6 errores más comunes que dificultan el reciclaje

Puede que, en lugar de contribuir a la sostenibilidad, se la esté perjudicando con acciones tan simples como la mala Retirada de Escombros o la carencia del uso y alquiler de contenedores. Conoce los errores más comunes que se suelen cometer.


Aunque no lo parezca, cuando se recicla, se cometen más errores de los que se puede llegar a pensar. Esto puede hacer que el esfuerzo por separar la basura sea en vano, por lo que, a continuación te contaremos cuáles son los 6 errores más habituales que se cometen cuando se recicla y, de esta manera, conseguiremos que el reciclaje se pueda llevar a cabo correctamente.

1. EL CARTÓN CON MANCHAS NO VA EN EL CONTENEDOR AZUL

Por norma general, el cartón debe ir al contenedor azul. Pero eso cambia cuando ese trozo de cartón está manchado por comida u otros productos. En ese caso, es difícil poder reciclarlo, por lo que lo más conveniente es tirarlo al contenedor de residuos. Si la mancha es pequeña y casi no se nota, entonces sí que puede ir en el azul.


2. LOS ESCOMBROS NO SE ARROJAN A LA ORILLA DE LA CALLE

Es habitual encontrar a la orilla de las aceras, cantidad de escombros obtenidos de diversos procesos productivos. El camino indicado para estos es realizar el alquiler de contenedores para su adecuado acopio y su posterior retirada de escombros.


3. LOS VASOS ROTOS NO VAN EN EL CONTENEDOR VERDE

Este error es uno de los clásicos, ya que se confunde el cristal con el vidrio.

El vidrio sí que va en el contenedor verde, pero el cristal no, ya que está hecho de óxido de plomo. La fundición de estos materiales se hace en hornos distintos, por lo que no deben ir en el mismo contenedor. Entonces, ¿dónde se arroja? Lo ideal es encontrar un punto limpio o el alquiler de contenedores o bolsas big bags (según las dimensiones que se precisen).


4. LAS BOMBILLAS NO VAN EN EL CONTENEDOR VERDE

Hay bombillas que se reciclan y hay otras que no. Pero en ningún caso tienen que tirarse en el contenedor verde. Las que no se reciclan son las de filamentos y las halógenas. Estas van directamente en el contenedor gris. Las que sí se pueden reciclar son las fluorescentes, las LEDs, las de bajo consumo, las luminarias. En este caso, el sitio adecuado es el punto limpio.


5. CUIDADO AL LANZAR LAS BOTELLAS DE VIDRIO EN EL CONTENEDOR VERDE

Sí que es correcto tirar las botellas de vidrio en el contenedor verde pero con matices. Asegúrate de que sólo lanzas la botella y que las chapas o los corchos no están ya en el envase. Tienes que hacer correctamente la separación y lanzar cada cosa en su contenedor correspondiente. Las chapas van en el amarillo, y los corchos en el de los restos orgánicos. Recuerda que la separación de residuos optimiza considerablemente el proceso de reciclaje, al igual que una adecuada recogida de restos urbanos, o retirada de escombros.


6. LOS CARTONES DE LECHE NO VAN EN EL CONTENEDOR AZUL

Otro error clásico que se comete al no saber correctamente cómo reciclar la basura. Se piensa que los cartones de leche (que son 100% reciclables, deben ir a parar al contenedor azul, porque, en teoría, están hechos sólo de cartón. Pero realmente estos envases también están hechos de polietileno, un tipo de plástico, y aluminio, por lo que su destino de reciclaje es el contenedor amarillo.