Gestión de residuos domésticos: ¿cómo podemos reducir?

Cada vez más, el mundo entero está tomando consciencia de la importancia de cuidar el medioambiente y está tomando acciones al respecto a nivel global. Pero cada uno de nosotros también puede colaborar desde el hogar con un poco de esfuerzo y compromiso.

Uno de los puntos fundamentales que debemos tener en cuenta es el de 'reducir' nuestros desechos. Para esto, podríamos considerar lo siguiente: -comprar alimentos producidos cerca de tu casa para evitar contaminación de transporte o embalajes innecesarios;

-evitar consumir productos de un solo uso como botellas de agua o vajilla y bandejas descartables. Siempre tenemos la opción de reemplazarlos por elementos duraderos.

-en cuanto a los aparatos electrónicos en desuso, es conveniente llevarlos al establecimiento donde fueron adquiridos ya que ellos se encargan de su clasificación, reutilización o eliminación. Algunos ayuntamientos también habilitan puntos para su recogida.

-Clasificar y separar lo mejor posible los residuos principalmente papel y cartón del resto de materiales (como plástico) disminuirá los costes de eliminación. Deposita cada material en el contenedor correspondiente para la correcta recogida y retirada de residuos.

-Antes de desechar cualquier elemento, fíjate si puedes reciclarlo para reutilizar. Haz lo mismo con la ropa que ya no uses, existen miles de ideas para decorar espacios o realizar accesorios. Y siempre está la opción de donarla a personas carenciadas.

-Compra en tiendas de segunda mano; seguro encontrarás cosas que podran servirte o incluso podrás utilizarlas como materia prima de terceros productos.

-cambia tus hábitos de consumo de productos cosméticos industriales por productos naturales. La industria cosmética es altamente contaminante y cada vez la elaboración artesanal de jabones, perfumes, cremas, etc. está al alcance de todos.

-cuando realices una obra, remodelación o poda en tu propiedad, utiliza los servicios de empresas de gestión de residuos que podrán proveerte de contenedores de obra o escombros así como de recogida de restos de poda y ramas.

-Comienza a consumir productos a granel llevando tus propios envases y bolsas. Esto evita la generación de más basura, es una excelente forma de reducir!

Por último, cuando ya no puedas reutilizar o reciclar la basura de tu hogar, utiliza correctamente los puntos limpios fijos o móviles provistos por el ayuntamiento de tu localidad. Así evitarás la acumulación de basura y la consiguiente contaminación.

Entre todos podemos hacer de éste, un mundo mejor...simplemente adoptando pequeños hábitos que producirán grandes cambios.