El impacto ambiental del plástico

Conforme a un estudio realizado en el año 2018, Europa produjo 61.8 millones de toneladas de plástico (el 17 % de la producción mundial) ubicándose en el tercer puesto luego de Asia y América del Norte.



Dentro de la Unión Europea España es el cuarto país con mayor demanda de plásticos, y según muestran los estudios,en 2016 más del 50% terminó en vertederos.


De los muchos tipos de plásticos, los cuatro que que lideran el mercado son:

Polietileno (PE): Bolsas, láminas y películas, contenedores, microesferas de cosméticos y productos abrasivos.


Polyester (PET): Botellas, envases, prendas de ropa, películas de rayos X, etc.

Polipropileno (PP): Electrodomésticos, muebles de jardín, componentes de vehículos, etc.


Cloruro de polivinilo (PVC): Tuberías y accesorios, válvulas, ventanas, etc.

La mayor parte de estos plásticos se utilizan para la fabricación de envases que al ser productos de un sólo uso, el impacto medio ambiental es inmenso.


Pese a estas cifras poco alentadoras, España es uno de los países europeos líderes en el reciclado del plástico: el 34% se recicla, el 17% se valoriza energéticamente y el 49% se destina a vertedero.


Debemos destacar el trabajo que están realizando, por ejemplo, en los Municipios Madrileños (Las Rozas, Alpedrete, El Escorial, Guadarrama, por citar algunos) adoptando medidas e iniciativas para lograr una Economía Circular sostenible revalorizando y reciclando los residuos plásticos.


Algunas iniciativas en progreso:

  • Las Campañas de concientización ambiental para la prevención y el reciclado, la utilización de contenedores, botes de residuos,etc., fabricados con otros materiales (como contenedores de obra o escombros, por ej.)

  • El impulso del reciclado químico y valorización energética.

  • La modificación del precio de echar los residuos al vertedero.

  • Fomento de la investigación para impulsar nuevos mercados del reciclado del plástico.


No menos importante dentro de la gestión de los residuos plásticos, es la contratación de empresas encargadas de la recogida, retirada y transporte de los residuos hacia la planta recicladora o hacia los vertederos.


Si España sigue en este camino, quizás se llegue a la meta de reducir la cantidad de los residuos plásticos que llegan al vertedero a sólo un 10% para el año 2030.


¿Seremos capaces de lograrlo?