DESCUBRE CÓMO SE REUTILIZAN LOS RCD MEDIANTE EL USO DE CONTENEDOR DE OBRA

La construcción de una vivienda o edificio deja un sinnúmero de residuos y escombros que hay que depositar eficientemente en contenedores de obra para que la retirada de los mismos sea posible, una vez terminada la obra. Esto tiene como finalidad, seguir y cumplir normas vigentes sobre la adecuada Gestión de Residuos y de cómo reutilizar residuos de construcciones y demoliciones.


TIPOS DE RESIDUOS O ESCOMBROS


Para poder desarrollar la reutilización de RCD mediante el uso de contenedores de obra, y la adecuada Gestión de Residuos es fundamental conocer los tipos de residuos o escombros.

Básicamente, existen dos clases de escombros: los fragmentos o piezas y los restos físicos.

  • Residuos o fragmentos: son residuos procedentes de materiales como la cerámica, bloques de cemento, pizarra, etcétera.

  • Restos de materiales elaborados en la obra. Estos suelen ser elementos tales como el hormigón, la argamasa y otros materiales.


Por otro lado, también hay que diferenciar que la demolición genera fragmentos, mientras una obra o construcción genera ambas clases de residuos, es decir, fragmentos y materiales.

Esto significa que el tratamiento de los escombros de demolición es más fácil de hacer que el de una obra normal, siempre que se utilice un contenedor de obra.

El uso de contenedor de obra facilita considerablemente la limpieza y la gestión de residuos. Además, tienen mayor potencial cualitativo que los escombros normales de una construcción.

GESTIÓN DE RESIDUOS: ¿CÓMO REUTILIZAR RESIDUOS DE CONSTRUCCIONES Y DEMOLICIONES?


Una vez que se conoce las clases de restos y escombros es hora de saber qué se puede hacer con ellos una vez lleno el contenedor de obra. Una forma es retirar el contenedor de obra y llevarlo a una planta de tratamiento.

Otra es su reciclado, optando por una gestión de residuos amigable con el medioambiente. Pero para ello hay que saber cómo reutilizar residuos de construcciones y demoliciones.

Lo primero es su correcto tratamiento. Segundo, su traslado en contenedor de obra, al centro oportuno.

En este punto, se debe tener un control riguroso de la composición de los materiales del contenedor de obra para que el resultado de su reciclaje aporte un producto reutilizado de muy buena calidad.

El encargado de informar todos los detalles a la planta de reciclaje es el responsable de obra y debe determinar la composición física de los escombros y materiales del contenedor de obra que se trasladará.

BENEFICIOS DEL RECICLAJE DE ESCOMBROS TRASLADADOS ADECUADAMENTE EN CONTENEDORES DE OBRA


Existen muchas ventajas del reciclaje de los residuos de los materiales usados de construcción.

  • Ahorro económico.

Lo primero es la parte económica ya que se ahorran gastos importantes, esto se debe a que su limpieza cuesta dinero, por lo que la correcta gestión de residuos alivia los costes.

  • Eficiencia energética y mejor gestión de los recursos.

Lo segundo es que su uso y reciclaje disminuye el espacio usado en los vertederos de basura por lo que la gestión de residuos convirtiéndolos en material reciclado permite un mejor aprovechamiento de los recursos.

  • De carácter ecológico.

Existen más puntos positivos como el cuidado por el medio ambiente al usar materiales usados y no tener que hacer uso de materiales de reservas naturales.