Alquiler de contenedores y puntos limpios: los elegidos por los madrileños

El alquiler de contenedores y los puntos limpios son los elementos elegidos por la comunidad madrileña para asumir la responsabilidad ciudadana en materia de Gestión de Residuos.


El ayuntamiento de Madrid generó hace tiempo la normativa modelo europea en cuanto a Gestión de Residuos. La finalidad de proteger al medioambiente y la salud de los habitantes en Madrid son los principales objetivos de las resoluciones y normativas expuestas.


El trabajo de concientización social ha sido muy eficiente y comenzó con la difusión de la utilización correcta de contenedores habilitados para el depósito de diferentes residuos y basura.


Contenedor gris. Es el que sirve para depositar los residuos orgánicos, como restos de comida, así como otro tipo de residuos como pañales, papel sucio, bastoncillos.

Contenedor amarillo. Es el encargado del reciclaje de los plásticos, tetra brik y el metal. Recuerde que los tetra brik se fabrican a partir de finas capas de celulosa, aluminio y plásticos, que son muy difíciles de reciclar.

Contenedor azul. Es el que recoge el papel y el cartón que no estén sucios. A los sobres, hay que quitarle las ventanillas de plástico y a los cuadernos las espirales.

Contenedor verde. Es el encargado del vidrio, siempre sin tapas de metal o de corcho y siempre que el vidrio sea utilizado para envasar alimentos, no así cristales de ventanas, vidrios planos o vasos rotos, que por su alto contenido en plomo deben ir al punto limpio para ser tratados en otra cadena de reciclaje.

contenedores-punto-limpio

Contenedores de poda:

Este tipo de contenedores de poda pueden servir para la recogida de restos de poda tanto de árboles, arbustos o plantas de todo tipo. Los restos vegetales producidos producto de cualquiera de estas actividades, es necesario recogerlos, por lo que (y más si se produce en la vía pública) el alquiler de contenedores de poda son una solución práctica y muy útil. Por su tamaño, se adaptan fácilmente a lo que se requiere porque en uno de ellos puede caber un alto número de ramas y plantas y su transporte se puede realizar de manera cómoda y sencilla.

Existen diferentes opciones para esta actividad, desde el alquiler de contenedores, hasta la puesta y retirada de restos de poda. También hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de poda, aunque las principales provienen de la limpieza, en las que se retiran las ramas viejas o muy secas para evitar que se produzca una gran cantidad de madera seca y que a consecuencia de ello se pueda provocar un incendio.

Es importante indicar que estos contenedores, si se utilizan para ello, son exclusivamente para este cometido, no se puede mezclar con otros materiales.

Contenedores de obra:

El contenedor más utilizado es el contenedor de obra, con una capacidad. El alquiler de contenedores de obra puede contener cualquier tipo de residuo no peligroso: tierra, escombro, azulejos, ladrillos, maderas, cristales, metales, plásticos, cartón.

Puntos limpios:

Los puntos limpios son instalaciones públicas destinadas a la recogida selectiva de residuos que no pueden depositarse en los contenedores. Los fijos son los ubicados de manera permanente, según cada distrito o localidad, y, los móviles son vehículos situados en puntos fijos repartidos por cada zona en un horario fijado.

La disposición de tipos de contenedores y colores identificativos y la colocación de puntos limpios fijos y móviles tienen como finalidad la separación domiciliaria de residuos que optimizan de modo exponencial el tiempo y el costo en reutilización o reciclaje de materiales.