¿QUÉ SE HACE CON UN CONTENEDOR DE OBRA LLENO DE ESCOMBROS?

En toda obra o proceso constructivo en donde se generen escombros se debe contar con Contenedor de Obra pertinentes para la clasificación y almacenamiento de los restos obtenidos. El uso de Contenedor de Obra (habitualmente logrado mediante el alquiler de contenedores) es fundamental para optimizar el proceso de reciclaje y reutilización de los RCD. Ahora bien, ¿Qué se hace con un Contenedor de Obra llenos de escombros?, ¿A dónde se los traslada? ¿Por qué? ¿Qué productos se logran tras la exposición al proceso de reciclaje?


Para facilitar la clasificación y almacenamiento de todos los materiales generados en cualquier etapa de los procesos constructivos, se puede disponer de Contenedor de Obra. Existe una gran variedad de contenedores de obra prestos para cumplir la función y se debe escoger el alquiler de contenedores de acuerdo con el tamaño del material que se vaya a disponer en ellos.


contenedor obra lleno
contenedor obra

Cuando su tamaño es pequeño son recomendables para disponerse cerca a los sitios de trabajo para recolección y clasificación de los escombros, los contenedores de obra más pequeños. Para manejo de escombros y áridos, se pueden utilizar contenedor de obra de 5 a 6 m3. Estos requieren equipo especializado para su cargue y transporte, por lo que se debe considerar este aspecto al momento de contratar el servicio de alquiler de contenedores.



¿QUÉ SE HACE CON UN CONTENEDOR DE OBRA LLENO?


Es importante destacar que la prioridad de todo plan de gestión de residuos es minimizar el impacto ambiental que tenga cada acción humana en su entorno. En el caso particular del sector de la construcción o demolición, se busca que los restos obtenidos se acopien y separen correctamente en contenedores de obra para su posterior reutilización, reciclaje o revalorización.

Para optimizar los procesos de reciclaje y reutilización, es fundamental saber a través de qué tipo de proceso constructivo ha sido llenado el contenedor de obra.


PROCESOS CONSTRUCTIVOS Y RECICLAJE


DESCAPOTE: proceso constructivo de limpieza y alistamiento de terreno para su posterior uso en construcción.

Puede ser utilizado posteriormente para labores de relleno de jardineras y zonas verdes, para lo cual deberá almacenarse adecuadamente en contenedor de obra, dentro de la locación en sitios donde no vaya a ser arrastrado por la lluvia ni dispersado por el viento. Se debe tapar con una lona o plástico hasta el momento de su utilización.


EXCAVACIONES


Los materiales provenientes de las excavaciones pueden usarse más tarde en la misma obra, en rellenos o capas. Su almacenamiento temporal debe hacerse de forma adecuada, confinando el material con el fin de evitar su dispersión y el arrastre por las aguas de lluvia o escorrentía. Puede disponerse de contenedores de obra sobre el piso con tabique en mampostería, madera o metálicos. El contenedor de obra deben cubrirse, además, con plásticos o lonas para impedir la dispersión del material por la lluvia o el viento.


DEMOLICIONES


Los residuos de pavimento asfáltico obtenidos en el proceso constructivo de demolición son utilizados en la fabricación de nuevas mezclas del mismo tipo; de un 10 a un 15% del material que conforma una capa de pavimento antiguo puede ser reciclado. El material es procesado solo o en combinación con residuos de concreto y otros agregados. La mezcla es triturada, los materiales ferrosos se remueven magnéticamente y el material se tamiza. En la actualidad existen máquinas y equipos en el mercado que permiten adelantar labores de reciclaje de pavimentos asfalticos sobre la misma vía. El concreto puede ser procesado como agregado en mezclas asfálticas y como sustituto de la gravilla en nuevos concretos. Los trozos de concreto son acumulados, se remueven los materiales ferrosos y se tamizan para obtener tamaños aceptables.


CONSTRUCCION DE INFRAESTRUCTURA


Estos materiales pueden ser reutilizados de varias formas:

Agregados pétreos y arenas: en trabajos de relleno o adecuación de bases dentro de la misma obra. Incluso existe la posibilidad de que si la cantidad es lo suficientemente grande, se pueda reciclar para fabricación de nuevas mezclas.

Elementos metálicos: se separan y clasifican, y pueden ser incorporados a los procesos metalúrgicos, para obtener nuevos materiales. Se cuentan aquí varillas, ganchos y flejes de acero, latas y demás materiales ferrosos. Lo que se conoce comúnmente como chatarra y que puede llegar a conformar un volumen importante de desperdicios dentro de la obra.

Madera: puede tener uso inmediato dentro de la obra para trabajos menores, nuevas formaletas, escaleras o andamios para desarrollar los trabajos de construcción. La madera también puede ser utilizada por terceros como leña. Lo importante, en cualquier caso, es retirar las partes metálicas que contenga como los clavos, varillas, ganchos u otros.