¿CONOCES CÓMO AFECTAN LOS ESCOMBROS EN TU SALUD Y EN EL MEDIO AMBIENTE?

El auge mundial referido a la Gestión de Residuos, al cuidado del medio ambiente y la tendencia hacia estilos de vida en los que se prioriza la naturaleza, probablemente te hayas preguntado Cómo afectan los escombros.


IMPACTO DE LOS RCD EN EL MEDIO AMBIENTE


La experiencia ha demostrado, a través de los años, que la ausencia de políticas y planes de Gestión de Residuos, provoca –entre otras cosas- que los escombros acaben en vertederos ilegales, esparcidos en la Ciudad y desaprovechando sus reiterados posibles usos posteriores.

Antes que en Madrid pusiera en práctica la legislación sobre el plan de Gestión de Residuos, el sector de la construcción tenía varias fuentes de contaminación que se podrían enmarcar en distintos aspectos e impactos ambientales propios del sector económico y que afectaban suelo, aire y agua.



Suelo: con la falta de uso o alquiler de contenedores de obra y escombros, los escombros finalizaban esparcidos inconscientemente en diversos lugares no habilitados. Esto causaba una gran alteración en el suelo por los residuos, ya sean sólidos, líquidos y/o peligrosos, generados en la industria y que están asociados a actividades de desmonte, limpieza, descapote, excavaciones, demoliciones, obras hidráulicas y construcción de vías, entre otras.

El vertido irresponsable, sin uso de contenedores de obra y escombros, de desechos y escombros de la construcción arroja numerosos efectos negativos en el medio ambiente, entre otros: contaminación, utilización excesiva de materiales con la consecuente pérdida de recursos naturales, degradación de la calidad del paisaje y alteración de drenajes naturales. Por otra parte, el despilfarro de material, mano de obra y transporte que implican los residuos, tiene así mismo consecuencias negativas, puesto que eleva los costos finales de construcción.

En el curso final de la vida útil de la construcción, todos los materiales utilizados a menudo se convierten en escombros, es decir, que grandes cantidades (50%) se presentan en forma de materiales de desecho.


Aire: sus alteraciones están asociadas al polvo, el ruido, las emisiones de CO2 como consecuencia de, entre otras actividades, el uso de combustibles fósiles, uso de minerales, realización de excavaciones, corte de taludes y operación de máquinas y herramientas. Los más peligrosos de ellos son las partículas duras porque no son detenidas por las vías respiratorias superiores de los humanos; por lo tanto, pueden pasar desapercibidos con enfermedades de las vías. Depositando en la membrana mucosa de la nariz, la tráquea, los bronquios, que despiertan reacciones inflamatorias y con el tiempo alteraciones crónicas. Más tarde, la gente contrae enfermedades de las vías respiratorias, como bronquitis, traqueítis y neumonía (esclerosis difusa de los pulmones).


Agua: el recurso hídrico está asociado a los movimientos de tierra, excavaciones y eliminación de la cubierta vegetal, generando así alteración de los cuerpos de agua, que en ocasiones son atravesados por la construcción de vías y en consecuencia, se presenta la modificación de los flujos y calidad de agua. El agua de lavado de las obras de construcción contiene una cantidad considerable de sólidos suspendidos, hecho que altera los sistemas de alcantarillado y plantas de tratamiento. Lo anterior también está acompañado de los consumos de agua que se presentan en la preparación de materiales, lavado de máquinas y equipos, y en el proceso en general. Si se utilizara contenedor de obra y escombros, este impacto en particular disminuye considerablemente.


LAS CIFRAS


45 millones de toneladas de residuos de construcción y demolición se producen todos los años en España, algo más de un millón por habitante.

Actualmente, 6 millones son gestionadas en plantas de transferencia, en donde se evalúa su disposición final, reciclaje y reutilización.

España se hubiese ahorrado 450 millones de euros recuperando, reciclando y reutilizando los materiales obtenidos de contenedores de obra y escombros.


QUÉ HACER PARA MINIMIZAR EL IMPACTO

  • Con el fin de contribuir al cuidado de del medio ambiente, este tipo de materiales debe ser depositado únicamente en contenedores de obra y escombros, lo que permite que se puedan separar y diferenciar en origen.

  • Usa o alquila contenedores de obra y escombros. Cuando encares una oba o reforma, realiza el uso o alquiler de contenedores de obra y escombros. Los contenedores de obra y escombros están preparados para contener este tipo de residuos, causando el menor impacto posible en el entorno.

  • Retirada y escombros y planta de transferencia: Encárgate de contratar una empresa autorizada para esta actividad. Retirar los escombros de manera adecuada y que cuente con las condiciones necesarias para este tipo de residuos, en la planta de transferencia evitará que el hábitat de muchas especies sea afectado, e incluso disminuirá su impacto en la salud de la población. Además de que obstruye el flujo del agua por el sistema de drenaje.