Biogás y biometano, claves en la gestión de residuos orgánicos

Las plantas transforman la energía radiante del sol en energía química a través de la fotosíntesis, y parte de esta energía queda almacenada en forma de materia orgánica. La biomasa es toda materia orgánica ya sea vegetal o animal, con susceptibilidad de ser aprovechada energéticamente y esto incluye los residuos y deshechos orgánicos (restos de poda y ramas, cáscaras de frutas, subproductos agroganaderos, residuos de la industria conservera, etc.)

Qué es el biogás y cómo se obtiene?

El biogás es un combustible que se genera a partir de la fermentación o biodegradación de la materia orgánica (biomasa); se obtiene colocando los desechos orgánicos en un biodigestor especial, que encapsula los gases para que posteriormente pueda ser usado en el hogar e incluso la industria. El primer paso para obtener la materia prima que generará biogás, consiste en contar con una correcta gestión de residuos urbanos donde se logre la recogida selectiva en los contenedores de la fracción de desechos orgánicos.

En Madrid, dentro del marco de la Gestión de Residuos urbanos, las tareas de recogida y retirada de residuos se destinan a la planta de tratamiento de Valdemingómez que concentra todas las instalaciones de tratamiento de los residuos de la Comunidad de Madrid. Allí llegan diariamente más de cuatro mil toneladas de residuos.

El Parque Tecnológico de Valdemingómez es la fábrica de biometano más grande de España, y cuenta con dos plantas de biometanización, en las que se trata la fracción orgánica de los residuos urbanos para producir biogás, situadas en La Paloma y Las Dehesas.

Ventajas del biometano (biogás limpio)

  • Se puede utilizar directamente por las instalaciones de gas natural.

  • Es equivalente al gas natural fósil en cuanto a producción de energía.

  • Es más respetuoso con el medio ambiente. Genera menos emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Es un recurso que puede producirse de manera renovable, es decir, que no se acaba.

  • Es fácilmente almacenable y transportable.

  • Es más flexible que cualquier otra fuente de energía renovable