Big Bags: optimizando la gestión de residuos

Sacos Big Bags en la gestión de residuos

La gestión de residuos es uno de los procesos más complejos con los que se debe lidiar desde cualquier ámbito (privado o público). La salud de las personas y la supervivencia de los ecosistemas dependen muchas veces de la correcta gestión de residuos donde se priorice la reutilización o el reciclado para el aprovechamiento y descontaminación.

Principalmente en el área de la construcción, las Bigs Bags han ganado un terreno enorme en los últimos años, ya que cada vez más personas están apostando a su utilización por ser de menor tamaño que los contenedores de obra o los contenedores de escombros y la comodidad de la recogida de residuos y transporte. Además de esto, los sacos Big Bags son reciclables y biodegradables por lo que no afectan negativamente el medio ambiente.

Otros usos de las Big Bags

No solamente el sector de la construcción está utilizando estos sacos hoy en día, dejando un poco de lado los grandes contenedores de escombros, sino que otros sectores como el agrícola ven en ellos una herramienta muy útil. Desde hace varios años ya, el sector agroalimentario ha sido uno de los mayores usuarios de las Big Bags principalmente para el almacenamiento, embajale y trasporte de productos a granel.

Es importante destacar que el material con el que están fabricados: un tejido de rafia de polipropileno ofrece, además, ventilación, lo que a productos como cereales o frutos secos les beneficia evitando que los alimentos se descompongan.

Otro de los usos que vemos de los sacos Big Bags en la gestión de residuos doméstica, es por ejemplo para la recogida de residuos de poda. Al tener de capacidad 1 metro cúbico, resultan gratamente cómodos para desechar las ramas, plantas y demás residuos de poda de nuestro jardín.

Como vemos, estos bolsones tan adaptables a las necesidades de cada persona o empresa han ganado un lugar cada vez más preponderante no solo en el ámbito agroalimentario sino en la Gestión de Residuos urbanos y domésticos. Tú qué otro usos le darías?