7 TIPS PARA COLABORAR CON LA GESTIÓN DE RESIDUOS DESDE TU HOGAR

Puedes colaborar con el cuidado del medioambiente y la Gestión de Residuos de Madrid, desde tu hogar.


Sigue estos tips y adóptalos en tu vida diaria.

El hecho que te encuentres en confinamiento por la pandemia, no hace que tu responsabilidad con la Gestión de Residuos disminuya; sino todo lo contrario e incluso puedes aprovechar este tiempo para adoptar nuevas costumbres, comprometerte con el medioambiente y con la salud de tu familia.

¿Cómo hacerlo? Aquí te damos 7 pequeños hábitos que sumarán de manera increíble a la buena Gestión de Residuos.

1- CONSUME RESPONSABLEMENTE:


Sin comprar más alimentos de los necesarios, para evitar que una parte se dañe y se acabe derrochando, haciendo una buena planificación de los menús, ordenando bien la despensa y la nevera, vigilando las fechas de caducidad y de consumo preferente, haciendo raciones a medida, conservando la comida sobrante y haciendo recetas variadas para aprovechar todos los alimentos.


2- OPTA POR EMPAQUES REUTILIZABLES:


Se recomienda elegir los productos procurando reducir envases y envoltorios, así como llevar el capazo, la carretilla o bolsas reutilizables para hacer las compras. Siempre que se pueda, reparar en casa los productos averiados o guardarlos para repararlos más adelante. Y ahora más que nunca, hay que evitar el consumo compulsivo e innecesario.


3- SEPARA LOS RESIDUOS:


La separación de residuos es algo que puedes comenzar a hacer –si es que aún no lo haces- y comenzar con tu aporte personal en el buen plan de Gestión de Residuos.

Es importante que sepas que existen cuatro categorías generales para la separación de residuos optimizando la gestión de residuos y son:

  • Papel y cartón: envoltorios de cartón, folletos, periódicos, revistas

  • Vidrio: botellas, frascos, tarros.

  • Bolsas de envases: envases metálicos, plásticos y briks.

  • Bolsa de restos: desechos orgánicos como restos de comida, y demás residuos no incluidos en las categorías anteriores.

Puedes optar por la colocación, dentro de tu hogar, de distintos recipientes o contenedores, identificarlos y comenzar.


4- TRASLADAR RESIDUOS DOMICILIARIOS A PUNTOS LIMPIOS:


Al haber separado los residuos en tu vivienda, es posible que ya no obtengas una gran bolsa de desechos, sino varias y de menor tamaño. Esto se produce justamente porque has separado por categorías. Para completar este proceso, debes trasladar de modo adecuado las bolsas a los puntos limpios, en días y horarios correspondientes para evitar que se desparramen.


5- USO CORRECTO DE CONTENEDORES URBANOS:


Debes depositar las bolsas bien cerradas dentro de los contenedores en el caso de que los residuos se depositen en bolsas (no es necesario para fracciones como el vidrio o el papel), y no dejar ningún residuo fuera de los mismos, para evitar posibles focos de propagación de virus, facilitar las tareas de limpieza y desinfección y evitar la necesidad de una manipulación manual por parte del personal del servicio de recogida.


6- USA CONTENEDORES DE OBRA:


Si estás planeando o transitando una obra de remodelación de tu vivienda, contempla el alquiler de contenedores de obra para optimizar la recogida y retirada de escombros. Contar con un contenedor de obras te dará múltiples beneficios y uno de los más relevantes es que evitarás problemas con el Ayuntamiento por arrojar restos de obra en la vía pública. Si arrojas restos de obra en la vía pública estás obstruyendo y complicando el proceso de gestión de residuos y posiblemente seas multado por ello.


7- USA BOLSAS BIG BAGS:


Las bolsas big bags, en muchos casos, pueden reemplazar a los contenedores de obra. Además puedes utilizarlos para arrojar restos de poda y otros desechos que se obtienen en la vivienda.

Suelen ser más económicas que el alquiler de contenedores, son de menor tamaño y al ser más pequeñas es más fácil su traslado posterior.